Planteamiento de Zonzo

‘Andare a Zonzo’ (deambular) es un instrumento estético con el que explorar y transformar la ciudad actual. Caminando y perdiéndose, el hombre paleolítico empezó a construir el paisaje natural que le rodeaba, y caminando y perdiéndose, en el último siglo, se han formado las categorías con las que interpretar los paisajes urbanos en los que vivimos. Caminar, en realidad, en muchos casos puede sustituir a proyectar, es la acción que ha permitido al hombre dar nombre a los lugares, formarse una geografía propia, realizar una primera transformación simbólica del territorio.

—Francisco Careri

 

Zonzo es un proceso de creación de archivo que busca sin prejuicios en la vida implícita de un territorio para ver cómo éste transforma y singulariza la tierra, los pueblos y a sus habitantes.

El proyecto de archivo-territorio pretende trazar un mapa no figurativo a través de historias y documentos que retratan de manera activa a los habitantes y los convierte en personajes de su propia narrativa vital. A través de sus vivencias y opiniones, Zonzo vislumbra detalles y particularidades de vidas necesariamente ancladas a un espacio y un momento concretos, pero cuya esencia se nos muestra universal en su experiencia. Cada vecino, protagonista de su propia historia, traza caminos y modos de habitar con sus experiencias y actividades cotidianas, conservando una memoria que mantiene vivo su entorno.

Zonzo pretende ser un documental habitable camuflado en el interior de una galleta María y un trazo sobre papel. Es un proyecto en marcha que recoge de manera casual documentos de habitantes y transeúntes, tanto del archivo como del territorio. No está custodiado por arcontes: sus guardianes son habitantes de a pie, vecinos que no tratan de imponer ni jerarquía ni visión alguna, volcados en aportar su memoria. Caminos y modos de habitar que mantienen un punto de partida: la no ficción.

El proyecto, que empezó con la creación de archivo en parte de la provincia de Álava, viaja ahora a Catalunya para recorrer distintos territorios buscando sus paralelismos y contrastes. Los lugares de encuentro y de archivo escogidos no son puramente azarosos; están siempre impregnados por la presencia de sus habitantes, que lo singularizan, y de las actividades que realizan en ellos. Son lugares de encuentro, de paso, privados, públicos, perdidos, escondidos, lugares que en sí mismos nos hablan y dan forma a su propio mapa.

Zonzo 2.0 está todavía en proceso de creación, y la primera fase, que queremos desarrollar en esta residencia, consiste en documentar, trazar e investigar la zona de estudio a través de la creación del propio archivo mediante entrevistas a sus habitantes y exploración del territorio, de sus lugares públicos y privados, según nos dirijan las entrevistas y el propio proceso.